jueves, 6 de septiembre de 2007

El hoy es un regalo...

Buscando material para una reflexión, encontré esto sobre TIEMPO, ¿Cuántos de nosotros lo dejamos pasar, sin darnos cuenta de lo valioso que pueden ser unos simples minutos o segundos?... Debemos aprender a valorar cada momento por mínimo que sea, talvez ese segundo sea el último.


…He pensado en estos meses que tal vez debiera darle más espacio a realizar otras actividades, salir más, realizar más seguidas las reuniones del club de Lulú y mantener así nuestras gratas conversaciones y no dejar que el trabajo me absorba tanto, como me ha estado ocurriendo, al leer esto me quedo aún más claro…

Imagínate un banco que te da un crédito diario cada mañana de $86.400 .

El banco no traslada tu saldo de un día a otro.
Cada noche borra de tu cuenta cualquier suma que no hayas usado durante el día anterior.
¿Qué harías? ¿Retirar cada peso? por supuesto!!!
Cada uno de nosotros tiene ese banco.

Su nombre es TIEMPO.

Cada mañana te da un crédito de 86.400 segundos.
Cada noche borra, como si fuera pérdida,
todo lo que no hayas invertido en un buen propósito.
No traslada saldos, no permite sobregiros.
Cada día abre una cuenta nueva para ti.
Cada noche quema el sobrante del día.
Si no usas el depósito diario, tu pierdes.
No se puede volver atrás.

No permite retiros a cuenta del "mañana".

Debes vivir en el presente de los depósitos de hoy.
Inviértelos como si fueras a obtener lo máximo en salud, felicidad y éxito.

El reloj esta andando. Obtén lo máximo del día de hoy.

Para darte cuenta del valor de UN AÑO, pregúntale a un estudiante que no pasa de curso.
Para darte cuenta del valor de UN MES, pregúntale a una madre que haya dado a luz a un bebe prematuro.
Para darte cuenta del valor de UNA SEMANA, pregúntale al editor de un periódico semanal.
Para darte cuenta del valor de UNA HORA, pregúntale a los amantes que esperan encontrarse.
Para darte cuenta del valor de UN MINUTO, pregúntale a una persona que perdió el tren.
Para darte cuenta del valor de UN SEGUNDO, pregúntale a una persona que acaba de evitar un accidente.
Para darte cuenta del valor de UN MILISEGUNDO, pregúntale a una persona que haya ganado una medalla en las Olimpíadas.

Valora cada momento que tengas! Y valóralo más cuando lo compartas con alguien especial, lo suficientemente especial para que quieras gastar tu tiempo con esa persona.

Y recuerda que el tiempo no espera a nadie.

El ayer es historia.
El mañana es un misterio.

El hoy es un regalo, por eso mismo se llama "presente" ...

5 comentarios:

markin dijo...

Magnífico, es lo que se llama una cadena con sentido.
Dónde has estado encerrada antes? en qué ovillo estabas envuelta? Vaya, se nota que ahora sonries.
Ay muuuucha vida por delante.
Chau.

Mi Angel de la guarda dijo...

El tiempo nunca regresa hay que vivirlo hasta el ultimo segundo....muy bueno tu post. reflexionador.....
besos
un abrazo
saludos
Alas,...

Lorelay dijo...

Marco:
No se donde he estado encerrada antes, creo que aún lo tengo que descubrir...

Alas:
Me alegra que te haya gustado mi post, te seguiré visitando..

Adriana dijo...

Ohhh :O yo tengo ese epílogo a mi lado, lo imprimí, plastifiqué y colgué en un lugar visible para no olvidarme de vivir intensamente este regalo que se llama "presente"

Lorelay dijo...

Adriana: Gracias por visitarme...
Si este epílogo es genial, hay que tenerlo siempre en cuenta...