jueves, 13 de marzo de 2008

Usa tus sentidos sabiamente...

Hoy quiero compartir con ustedes esta hermosa reflexión que me envió mi querida amiga Vivi...

Se encontraba en la biblioteca un hombre vestido de overol de esos que usan los trabajadores de las fábricas, y calzaba sandalias en un día muy frío.

En sus manos llevaba varios libros.

¿Quién es ese hombre?, era la pregunta general.

Es un profesor de Física, y viene de.... (
el país uno diferente al de ustedes), ; fue la respuesta, con la siguiente historia:


Un día este hombre llegó hasta la facultad de Física vestido del modo tan particular en que le gusta vestir. Pidió, una entrevista con el decano. Le indicaron que estaba en una reunión con un grupo de docentes. El hombre insistió en verlo.

La secretaria lo buscó, y al rato salió el decano a verlo. Luego de saludarlo, el hombre le dijo: Vengo a pedir trabajo como docente de Física. El decano miró su apariencia de arriba abajo; su aspecto era la antítesis de un profesor universitario. De pronto, el decano dibujó una leve sonrisa en su rostro y lo invitó a que lo acompañara.

Entraron en una sala, donde había una media docena de docentes universitarios.

El decano le dijo: Hace poco recibimos este libro como texto guía. Estamos aquí intentando solucionar unos problemas de Física. Si usted es capaz de resolverlos, lo contrato como docente. El hombre tomó el texto, se dirigió a una pizarra y tranquilamente comenzó a resolver uno a uno los problemas que le habían indicado.

Los docentes cambiaron poco a poco, la sonrisa de burla que tenían en sus rostros, por una cara de asombro. Cuando terminó, el decano, atónito, le dijo casi tartamudeando:

-¿Cómo pudo hacerlo? ¡Hemos estado aquí varios días sin poder resolver estos teoremas! El hombre, con sencillez, simplemente respondió:

-Yo soy el autor del libro.


La mejor forma de equivocarnos con las personas es juzgarlas por aspectos externos. Ninguna persona encaja fácilmente en los estereotipos que nos formulamos de ellas.

Usa tus ojos...
para ver la belleza de la vida, o para ver el interior de las personas. No los uses para criticar maliciosamente de cómo se ven o se visten los demás, o para juzgar a las personas sólo por sus apariencias.

Usa tus oídos...
para escuchar a tu prójimo y poder ofrecerle una palabra de aliento; para escuchar los sonidos agradables que te ayudan a olvidar las dificultades y edifican tu interior.. No los uses como un arma, o para envenenar a los demás, creando cizañas, con lo escuchado.


Usa tu olfato...
para percibir el olor de las flores, del perfume, del amor.. No lo impregnes, con los malos olores, como lo son el odio, el egoísmo, la traición.

Usa tu gusto....
para saborear el triunfo de tus metas alcanzadas, de los logros obtenidos con esfuerzo y dedicación. No lo uses para saborear las derrotas de otros, o cuando algo les sale mal.


Usa tu tacto...
para sentir y dar amor, para tocar a las personas con tus deseos positivos, con tu caridad. No lo uses para pedir injustificadamente, o para golpear sin piedad.

¡El Sexto Sentido, el más importante...!
es el que nos da la sabiduría para distinguir la diferencia entre los otros sentidos; entre el bien y el mal, entre dar o recibir, entre salvar o matar.

A veces miramos sin ver; oímos sin escuchar; olemos sin percibir; probamos sin saborear; tocamos superficialmente...!

¡Usa tus sentidos sabiamente; no se trata de cuántos tengas, sino de cómo los utilizas!

20 comentarios:

Paqui dijo...

Efectivamente no debemos juzgar a las personas a simple vista. Yo estoy totalmente de acuerdo que el interior es lo que cuenta.
Un abrazo

Adriana dijo...

muy sabio!!!

fernando dijo...

Voy a tomar nota de este texto. Es muy reflexivo y acertado. Besos.

Víctor Hugo dijo...

MI sexto sentido me dice que eres una buena persona

Un abrazooooo

El Hombre Imaginario

MARISA dijo...

que cierto lo de "las apariencias engañan"

Mar y ella dijo...

Si que supe de eso......
Me haces también recordar algo muy publicitado en tv..de un señor que vendia celulares con una voz prodigiosa ,pero quiezas con aspecto poco afortunado para los ojos de algunos....
Si puedes ve a you tube...y dice asi vendedor de celulares..te emocionaras....
Un besito
cuidate
Mariella

Viole dijo...

Toda, absolutamente toda la razón...

Por eso yo parto de la base que somos todos personas independiente de lo que hagamos en nuestras vidas y en donde trabajemos..., hay que respetar al ser humano como tal.

No hay que juzgar aunque sea conociendo..., somos humanos y cometemos errores...

Chao y muchos cariños, que linda reflexión

Adriana Lara dijo...

También yo soy profe, pero en Argentina. Te encontré por el blog de Violeta. Saludos.

Mariaisabel dijo...

Cuantas veces nos engañamos por el aspecto físico de las personas!
A veces, personas impecables, bien arregladas, como nos han decepcionado!
Miremos un poco el interior de las gentes y menos el exterior.
Un abrazo

ÅNG€L dijo...

Hola amiga. solo vine a saludarte de rapidito , es que estoy de salida. asi que regreso pronto para acabar de leer tu blog bueno no este pero el de abajo como que me retrase un poco. recibe un gran abraso de tu amigo Angel de NY.

Pablo dijo...

Que buen texto! me gustó mucho Lore.
Y gracias por ayudarme en mi blog a superar conflictos mentales
besos hermosa

Amor dijo...

en general me encanta la idea del cuento del patito feo o cenicienta: el que era despreciado por todos resulta que es el mejor

me siento identificado

te beso fuerte

santi

cielo azul dijo...

Me ha encantado este texto!! Muy cierto!!

Abrazos desde mi cielo!

Elenita dijo...

Me quedo con la última frase, Usa tus sentidos sabiamente... Que razón tienes...
Besitos Lore guapa y feliz semana.

Nochestrellada dijo...

Sabias reflexiones...
cuánto nos perdemos algunas veces por juzgar antes de tiempo...
antes de conocer realmente algo o alguien...
por no usar sabiamente nuestros sentidos...

besos

Paz de la Vida dijo...

buu vieras como batallo todos los santos días por vencer los prejuicios !!!!
Besos

Fernando dijo...

Mira la esencia y no las apariencias, me gusto esta reflexión, peor aun juzgar , sin ni siquiera intentar conocer de verdad a alguien.

Lore, te dejo un mega-abrazo, full cariño!!!

Patricia Gold dijo...

Hola Lore..lindo post..
algunas reflexiones las conozco..
me gusta el tema de las apariencias...
aunque leyendo los comentarios faltó una la "modestia" jajajaa (sorry, pero no aguanto)

bueno, quería darte las gracias por "estar"...simplemente por eso..
no fueron buenos tiempos..no lo son tantos...pero YO SONRIO y la vida termina sonriendome..SI o SI..mucha opción no le doy pobre.

besitos tiernos
Patry

fernando dijo...

un beso y feliz fin de semana

Lorelay dijo...

Paqui:
Sí, sólo se puede ver bien con el corazón, no importa la superficialidad de las personas...

Adrianita:
Síííííííí

Fernando:
De verdad que es muy acertado, así que ve tomando nota.

Victor Hugo:
Será acertado tu sexto sentido :)

Marisa:
gran verdad , las apariencias muchas veces engañan, y muchas somos las que caemos ante ellas...

Mariella:
Gracias por el dato, voy y te cuento...

Viole :
Muy ciertas tus palabras...No hay que juzgar , somos humanos y cometemos errores...

Adriana Lara:
Pues muy bienvenida colega!!!

María Isabel:
Exacto, las apariencias ni el nivel socioeconomico a las personas, siempre debemos ver más allá.

Ángel:
Regresa cuando quieras, sientete como en casa :)

Pablo:
Que bueno que mi ayuda te hubiese servido con esos conflictos mentales.

Santi:
Coincido plenamente contigo, yo también me siento identificada con esos cuentos. Un beso

Cielo azul:
Gracias

Elenita:
La verdad es que si los sabemos usar, podremos darnos cuenta de muchas cosas que ocurren a nuestro alrededor, así que te invito a estar con las antenitas abiertas...

Nocheestrellada:
Juzgar antes de tiempo, es el peor error humano.

Paz de la vida:
Si es así, sigue venciendo los prejuicios...

Fher:
Mirar la esencia, más allá de nuestros ojos...

Patri:
Siempre estaré cuando lo necesites, ojalá y yo pudiese sonreir así luego de las tormentas, creo que tendré que aprender de tí...

Fernando:
Gracias por el beso y tus lindos deseos, vaya otro para tí...